Informe de Sostenibilidad 2016
Estadísticas

Misión - Visión

Misión
Producir bajo sistemas sostenibles, la mayor cantidad de unidades de productos con excelentes estándares de sanidad y calidad, utilizando la tecnología más avanzada del momento, satisfaciendo las metas de rentabilidad del negocio.

Visión
Ser una empresa líder en el mercado argentino en el negocio agropecuario, gracias a la preferencia de nuestros clientes y proveedores, a las utilidades brindadas a nuestros accionistas, al desarrollo personal y profesional de nuestros colaboradores, y al respeto y cuidado del ambiente en el que actuamos.

140.750.000
de kilos de granos cosechados

Producción agropecuaria

Si bien Ledesma es conocida por la agroindustria que desarrolló sobre actividades compatibles con la región subtropical y pedemontana del extremo norte del país, también tenemos inversiones importantes en la zona templada, que completan nuestra oferta de alimentos.  

Las bondades de la tierra y el clima de la llanura pampeana han colaborado mucho para que los granos y la carne vacuna argentinos ganaran fama mundial. Sin embargo, hay mucho trabajo, aprendizaje, innovación y toma de riesgo en los éxitos de nuestra agricultura y la ganadería, que suelen quedar invisibles.

La Biznaga SA es la unidad que nuclea los negocios agropecuarios de Ledesma, y desde este año pasa a reportar directamente al Directorio. En sus 51.534 hectáreas, nos dedicamos a obtener la mayor producción de calidad cuidando el suelo. Esto implica inversión de recursos humanos y económicos en tecnologías innovadoras, como mapeo de suelos, fertilización, siembra directa y sistemas de drenajes, tendientes a mejorar su calidad. Incluso, implica tomar la decisión de no producir en ciertas áreas y mantenerlas como reserva natural.

La Biznaga SA

La Biznaga SA está conformada por tres campos en Buenos Aires y uno en Entre Ríos. Son las estancias La Biznaga, en el partido de Roque Pérez; La Bellaca, en 25 de Mayo; Magdala, en Pehuajó; y Centella, en Concepción del Uruguay.

Allí, por un lado, cultivamos cereales y oleaginosas. Por otro, criamos vacunos, para producir la emblemática carne argentina. Después de la carne de cerdo y la de pollo, la vacuna es la tercera más consumida en el mundo, y la más apreciada de las carnes rojas. En el país encabeza las preferencias: los argentinos tenemos el mayor consumo per cápita del mundo, alrededor de 56 kilos anuales.

En conjunto, nuestras tierras produjeron en el último año 140 millones de kilos de granos y 2 millones de kilos de carne.

2.065.908
de kilos de carne producidos
76.175
toneladas de soja producidas

Alimentos por donde se mire

Los cereales aportan hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales a la dieta, y tienen bajo tenor graso. En cuanto a las oleaginosas, de la soja se produce aceite comestible y sus harinas se suministran como forraje a vacunos, cerdos, aves y peces que después sirven de alimento a la humanidad. Del girasol se obtiene el aceite más consumido por los argentinos.

La carne vacuna (o carne, a secas, como la llamamos) es fuente de proteínas de alto valor biológico, que contienen aminoácidos necesarios para el desarrollo y la reparación de células, así como vitaminas del complejo B y minerales, en particular, hierro.   

Doble cultivo, diversificación y cereales

A partir de diciembre de 2015, el escenario de la actividad agropecuaria en pampa húmeda cambió. El trigo, el maíz y el girasol pasaron a tener 0% de derechos de exportación, cuando hasta ese momento tributaban 23, 20 y 35% respectivamente. Además, el nuevo tipo de cambio oficial y la liberación del comercio de cereales permitieron recuperar precio y previsibilidad.

Frente al nuevo panorama, en Ledesma decidimos incrementar la producción de esos granos y disminuir la de soja. En la campaña 2016-2017 estamos aumentando la superficie de trigo respecto del año anterior en 1.635 hectáreas, el 19%. En maíz, planificamos sembrar 14,7% más que la campaña previa, y estamos destinando casi 2.000 hectáreas a girasol, cultivo que la campaña anterior no desarrollamos. A la inversa, redujimos 27%, u 8.187 hectáreas, el área de soja. 

Así, estamos potenciando la diversificación de cultivos, incorporando girasol y el 53% más de área para cereales, que tienen un costo por hectárea más alto que la soja y producen más tonelaje en menos superficie. En total, el área agrícola está aumentando 2,14%, a 41.578 hectáreas, producto de la mayor intensificación, con 10.143 hectáreas destinadas al doble cultivo anual.  

29.410
toneladas de maíz producidas
35.218
toneladas de trigo producidas

Suelos para siempre

El aumento de la proporción de cereales en nuestros campos implica una mejora en la sustentabilidad de los suelos, ya que la rotación de cultivos incrementa su materia orgánica, balancea nutrientes y previene la formación de malezas resistentes. 

El principio rector es siempre llevar adelante una agricultura conservacionista, sostenible en el tiempo. En esta línea, Ledesma también viene trabajando hace muchos años bajo el sistema de siembra directa, que evita remover la capa superficial del suelo, como hace el arado, para en cambio aprovechar los residuos del cultivo anterior como cobertura protectora, y mantener así la humedad del suelo, evitar la erosión y aumentar su materia orgánica. 

En la misma línea, trabajamos en la prevención de la erosión hídrica en Centella, con un proyecto cuya tecnología fue desarrollada íntegramente por La Biznaga. Gracias a la sistematización con terrazas de drenaje que desarrollamos en más de 20.000 hectáreas, logramos reducir drásticamente los efectos de la erosión hídrica a un nivel mínimo, lo que permite que la tierra pueda regenerarse por medio de la incorporación de residuos orgánicos.

También seguimos acrecentando el uso de agroquímicos banda verde y de variedades de sojas resistentes a las isocas. Esto disminuye cada año el índice de toxicidad media por unidad de producto a valores que ya desde hace un tiempo son irrelevantes. 

En áreas adyacentes a los cursos de agua, dejamos bandas de protección con pradera y evitamos la aplicación aérea de agroquímicos.

Carne: Más hectáreas con mayor optimización

Nuestro negocio de carne comienza con la cabaña La Bellaca, donde procuramos lograr los mejores toros Aberdeen Angus, que luego cruzamos con nuestro plantel de madres para producir novillos con la más alta calidad de carne.

En los campos, realizamos las actividades de cría y de recría, para luego llevar los animales a terminación en engordes a corral. 

El último año continuamos convirtiendo áreas poco productivas para la agricultura en campos aptos para ganadería, con el fin de disminuir los riesgos y mejorar los rendimientos promedio. Paralelamente, seguimos trabajando para optimizar la eficiencia de producción de carne por hectárea. 

En la campaña 2016-2017, planeamos destinar 13.507 hectáreas a la producción de carne, incluyendo los feedlots.

Intensificación productiva

Dentro de la estrategia general de la compañía de reducir la deuda, el negocio de agro se ha retirado de las prácticas de alto riesgo, como el alquiler de campos para agricultura, lo que le permitió absorber capital de trabajo. No obstante, esto no disminuyó la cantidad de hectáreas destinadas a la producción de granos, gracias al incremento del doble cultivo. 

En el caso de la ganadería, buscamos crecer en cría con capital propio y en recría con capital de terceros. Así, estamos capitalizando la recría con la venta de los terneros recién destetados, manteniéndolos en el campo a cambio de cobrar un porcentaje de la producción, y con el objeto de cobrar hotelería cuando ingresen al feedlot.

Mayor rodeo para un futuro prometedor

El fin de los controles a la exportación y la quita del 15% de retenciones que tributaba la carne vacuna desde fin de 2015 abrieron un panorama prometedor para este producto de excelencia. 

En vista de este nuevo panorama que estimula la rentabilidad por vía de la exportación, lo que también redundará en mayor cantidad de carne disponible para el mercado interno, hemos establecido un plan de retención de hembras durante los próximos cuatro años. Esto nos llevará a aumentar el 50% nuestro plantel de 6.500 vientres y a triplicar la posibilidad de compra o capitalización de hacienda de terceros.

Clientes

51 clientes

Producimos productos que no exportamos directamente, pero tomando la producción nacional podemos asumir que exportamos el 50% del trigo, el 95% de la soja; el 60% del maíz y el 10% de la carne vacuna.

Negocios y clientes
Ubicación y datos de contacto
Ledesma desarrollado por massolo y