Informe de Sostenibilidad 2017
Estadísticas

Misión y visión del negocio Molienda húmeda de maíz

Misión
Brindar en forma permanente la mejor relación precio-calidad-servicio del mercado regional, asegurando la mejora continua de nuestras operaciones y la obtención de niveles de seguridad, calidad y productividad comparables con los estándares más exigentes de la industria en el ámbito internacional.

Visión
Ser la empresa de molienda húmeda de maíz elegida por los actores de los mercados principales donde operamos, gracias a la calidad y el servicio ofrecidos a nuestros clientes y consumidores, las utilidades brindadas a nuestros accionistas, el desarrollo personal y profesional de nuestros colaboradores y el respeto y cuidado del ambiente en el que actuamos.

Sumamos valor al grano

En 1983, mientras a nivel mundial la demanda de endulzantes por parte de compañías de alimentos empezaba a inclinarse por sustitutos líquidos del azúcar, Ledesma decidió diversificarse y encarar su producción. Así, construyó en Villa Mercedes, provincia de San Luis, la planta Glucovil para la molienda húmeda de maíz.

En 2008 se asoció en este emprendimiento con Cargill, lo que posibilitó la ampliación de la capacidad productiva. Hoy, este joint venture tiene el 25% de participación de mercado en la Argentina, adonde destina el 80% de su producción.

El 20% restante se vende al exterior, principalmente a Chile, seguido por Ecuador, Perú, Colombia, Costa Rica, Uruguay y Bolivia. El año anterior inició las exportaciones de aceite crudo y aceite refinado de maíz, coproductos de esta fábrica.

Para quienes cultivan maíz lejos de los puertos en países con altos costos de flete, como la Argentina, exportarlo resulta menos competitivo que venderlo en la misma zona de producción. De ahí que la planta de Glucovil represente, por su ubicación, una opción atractiva para el corazón maicero de Córdoba-San Luis, ya que al industrializar el grano suma valor a nivel local y genera empleo. La empresa compra en San Luis más del 80% del maíz que consume y absorbe cerca de un tercio de la cosecha provincial.

El grano de maíz tiene cuatro estructuras bien diferenciadas: el almidón, que se encuentra en el corazón de la semilla; el gluten, en la parte superior y asociado al típico color anaranjado; el germen, en la base, y la fibra, en la superficie, a modo de cascarilla. Mediante distintos procesos, Glucovil transforma esas estructuras y elabora una gran variedad de productos para cubrir las necesidades de industrias muy disímiles.

Por un lado se obtienen los jarabes. El jarabe de maíz de alta maltosa se destina, principalmente, a la industria cervecera. El jarabe de glucosa se usa para golosinas, panificación, helados, turrones, chicles, y se emplea en industrias como la de curtiembres, la tabacalera y la de plateado de metales. Los jarabes de fructosa se utilizan como sustitutos del azúcar en licores, jugos y bebidas gaseosas, y se aplican en procesos industriales que requieren endulzantes líquidos, como panificación y conservas.

En cuanto a los almidones, algunos se usan para la elaboración de comestibles, entre ellos, productos de panadería, dulce de leche, golosinas, postres, snacks, salsas, aderezos, pastas y chacinados. También hay industrias que emplean almidones para fabricar diversos tipos de papeles, cartones, cartulinas para envases de alimentos, adhesivos, placas de yeso, porcelana fría y más.

Certificaciones

Como el conjunto de la compañía, Glucovil se ha propuesto ser cada vez más eficiente en materia energética y causar el menor impacto en el ambiente. Hoy estamos viendo resultados que nos enorgullecen: en tres años logramos reducir 30% el consumo de agua; 30% la generación de efluentes; 23% el consumo de vapor; 13% el consumo de gas; 7% el consumo de energía eléctrica, y 35% los gases de efecto invernadero.

Además, la planta de tratamiento de efluentes incrementó su capacidad al ritmo del crecimiento de las plantas productivas.

Los productos de Glucovil cuentan con las certificaciones del Centro Islámico de la República Argentina, ISO 9001-2008, FSSC 22000 y UK Kosher.

Agregamos valor a un tercio del maíz puntano

El maíz es un producto cuya exportación pierde competitividad cuando la producción está lejos de los puertos, sobre todo en la Argentina, que tiene muy altos costos de flete. Por su ubicación, la planta de Glucovil se vuelve una opción importante para los productores del corazón maicero de Córdoba/San Luis, industrializando y agregando valor a nivel local, y generando empleo para 292 personas, 19 más que el año pasado.

La empresa compra en San Luis más del 80% del maíz que consume. A la vez, es el principal destino para el maíz de esta provincia, ya que absorbe cerca de un tercio de lo que allí se cosecha.

Clientes

Glucovil comercializa el 80% de su producción al mercado interno y exporta el 20% restante a Chile (53% de las ventas al exterior), mercado mundial 26% (Traders que comercializan nuestros productos con su marca en varios países de África y Asia), y mercado regional 21% (excluye Chile y Brasil, son casi 15 países a los que llegamos directo en América del Sur, Sudamérica y Centroamérica)

Glucovil ha crecido fuerte en sus exportaciones y apertura de nuevos mercados externos de manera directa, es decir, mercados a los que Glucovil llega con su marca, sin intermediarios.

 

WEB

En el último ejercicio, Glucovil reforzó su posicionamiento en redes sociales (Linkedin, Facebook); y relanzó su sitio institucional.

Negocios y clientes
Ubicación y datos de contacto
Ledesma desarrollado por massolo y